13 de febrer de 2011

Experiencia de Usuario: me importas tú

El control del gasto en las empresas y la necesidad de prever el retorno óptimo de la inversión (ROI) en tecnología de la información (web, estrategia de marketing online…), han popularizado nuevos términos entorno a la palabra “conversión”: usabilidad, arquitectura de la información, diseño de interacción, diseño centrado en el usuario (DCU).

Se ha comprobado que los sites que proporcionan una buena experiencia de usuario incrementan el ratio de conversión del tráfico de visitas recibidas, permitiendo obtener un incremento exponencial del retorno de la inversión.

¿A qué se nos referimos cuando hablamos de experiencia de usuario -UX-? ¿Cómo se relacionan las distintas disciplinas profesionales que intervienen en la creación de un website para obtener un entorno óptimo?

De forma general se define la experiencia de usuario en un entorno web como “el conjunto de factores y elementos relativos a la interacción del usuario con dicho entorno, cuyo resultado es la generación de una percepción positiva o negativa del servicio o producto ofrecido.

La experiencia de usuario depende no sólo de los factores relativos al diseño (hardware, software, usabilidad, diseño de interacción, accesibilidad, diseño gráfico y visual, calidad de los contenidos, buscabilidad o encontrabilidad, utilidad, etc); sino además, de aspectos relativos a las emociones, sentimientos, construcción y transmisión de la marca, confiabilidad del producto, etc.”

ux_umbrella

En la búsqueda de una visión global ha hecho fortuna un concepto “paraguas” bajo el que se integra las diferentes disciplinas y roles profesionales evitando que, como en la parábola del elefante y los seis hombres ciegos, las diferentes comunidades se encuentren afrontando un mismo problema desde enfoques parciales y de forma aislada. Señalar además que la experiencia del usuario no constituye una disciplina cerrada y definida, sino un enfoque de trabajo abierto y multidisciplinar (Knapp-Bejerén; 2002).

Concluyendo, la experiencia del usuario pretende ser algo más que la suma de sus partes, representa un cambio emergente del propio concepto de usabilidad, donde el objetivo no se limita a mejorar el rendimiento del usuario en la interacción –eficacia, eficiencia y facilidad de aprendizaje–, sino que se intenta resolver el problema estratégico de la utilidad del producto y el problema psicológico del placer y diversión de su uso. Yusef Hassan Montero y Sergio Ortega Santamaría (Informe APEI sobre usabilidad, 2009)

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada